#NFL - Tres equipos que nos pueden desilusionar esta temporada

Por: Zuno



En girlsquad.mx seguimos ansiosamente esperando la llegada de la temporada 2016 de la NFL, y como ya platicamos de tres equipos que creemos pudieran sorprender durante esta nueva temporada, en esta ocasión nos vamos al otro lado de la moneda e identificamos a tres equipos que si bien llegaron a los playoffs en la temporada 2015, creemos que podrían decepcionar a sus fans al no repetir la hazaña este año.

Listamos a los equipos de manera descendente, dejando para el final a el equipo que más podría brillar por su ausencia en la próxima edición de los playoffs de la National Football League. Claro que nada está escrito y muchas cosas pueden pasar, pero finalmente a veces se trata de levantar un poco de polémica y discusión, asi que aquí les va la lista.  

3. Washington Redskins




Los Washington Redskins tuvieron una temporada generalmente positiva en el 2015, pues no solamente ganaron la NFC East y con ello pasaron a los playoffs, sino finalmente tuvieron una muestra significativa de lo que es Kirk Cousins como mariscal de campo - decidiendo correctamente que es un jugador que al menos vale la pena explorar un año más como futura pieza central de la franquicia. Pese a que los Redskins tienen un arsenal ofensivo potente, y una defensiva que maximiza el talento marginal que tiene disponible, tenemos serias dudas de que este equipo pueda llegar a los playoffs por segundo año consecutivo.
Es dificil argumentar en contra de que los Redskins ganaron la división prácticamente por default en el 2015, dado que los New York Giants y las Philadelphia Eagles fueron equipos muy malos, y las lesiones de Tony Romo y Dez Bryant abollaron permanentemente la temporada de los Dallas Cowboys desde la semana 1. Más que lo anterior, el elemento que no puede ignorarse con los Redskins es con Kirk Cousins dirigiendo la ofensiva jamás han podido vencer a un equipo con récord ganador- y eso nos deja faltos de evidencia para concluir que con él como QB los Redskins pueden aspirar a grandes cosas. En 2015 los Washington Redskins y Cousins vencieron a los Rams (7 ganados y 9 perdidos), Buccaneers (6 ganados y 10 perdidos), Saints (7 ganados y 9 Perdidos), Giants (6 ganados y 10 perdidos), Cowboys (4 ganados y 10 perdidos), Bears (6 ganados y 10 perdidos), Bills (8 ganados y 8 perdidos), y Eagles (7 ganados y 9 perdidos). Pero cuando Cousins enfrentó a equipos ganadores como Panthers, Patriots, Jets, y Packers en los playoffs, los Redskins se vieron rebasados perdiendo por al menos 10 puntos de diferencia en cada ocasión.
Sin bien ganar la división y clasificar a los playoffs siempre tiene un gran mérito, la corona divisional de los Redskins durante el 2015 se debió a circunstancias facilitadoras que no necesariamente continuarán estando ahí para ellos en el 2016. Los Dallas Cowboys parecen estar sanos nuevamente, y los New York Giants – que pese a sus limitantes vencieron a los Redskins una vez la campaña pasada – invirtieron considerablemente para mejorar su defensiva. En Filadelfia hay una franquicia en reconstrucción, pero no puede descartarse por completo a una defensiva de Eagles que cuenta con piezas interesantes. Considerando que es poco probable que uno de los equipos comodines de la NFC salga de la NFC East, y que de mantenerse sano Tony Romo y los Cowboys son abrumadoramente favoritos para ganar la división, el camino de regreso a los playoffs no es nada claro para los Washington Redskins.


2. Cincinnati Bengals



Durante los últimos años los Bengals han sido uno de los equipos más llenos de talento y más balanceados de la liga. Consistentemente han tenido buen récord y desempeño durante la temporada regular, pero siendo perpetuamente frustrantes para sus fieles aficionados siguen quedándose cortos en los playoffs una y otra vez.

Los Bengals son paradójicos pues bajo Marvin Lewis como head coach han ganado al menos 10 partidos desde el 2012, y las 12 victorias que obtuvieron durante el 2015 constituyen tan sólo la tercera vez en la historia que la franquicia ha obtenido una marca tan alta.  Todos los indicadores recientes en temporada regular son fenomenales para los Bengals, pero cuando quedaron eliminados en el round de comodines de los playoffs del 2015 – gracias a que Vontaze Burfict y Adam Jones que se auto-destruyeron frente a los Pittsburgh Steelers – Marvin Lewis se volvió el primer coach en la historia en perder 7 partidos de playoffs consecutivos sin tener una sola victoria, y los Bengals en el primer equipo en perder 5 partidos al hilo en el primer round de los playoffs.

Entrando al 2016 el roster de los Bengals presentará algunos cambios pero seguirán teniendo mucho talento en ambos lados del ovoide, y considerando que ya no contarán con los servicios de los receptores Marvin Jones y Mohamed Sanu, las proyecciones para el extraordinario A.J. Green como arma primaria de esta ofensiva son altísimas y lo volverán un gran favorito para Fantasy Football. No hay que olvidar sin embargo que los Bengals perdieron al gurú ofensivo Hue Jackson como Coordinador,  lo cual implica que este equipo estará para bien o para mal estrenando ofensiva ahora bajo el esquema del antes coach de mariscales de campo Ken Zampese. No es necesariamente una mala noticia pues Zampese está muy familiarizado con el QB Andy Dalton y viceversa, pero el cambio introduce una variable que debe considerarse en vísperas del inicio de la temporada regular.

La AFC North siempre es una división complicada, y los Bengals van a estar en la pelea como cada año. Los Pittsburgh Steelers figuran para tener una ofensiva potente complementada por uno de los mejores cuerpos de apoyadores de toda la liga, y los Baltimore Ravens tendrán jugadores de regreso de lesión y continúan siendo un equipo muy bien coacheado. Pero la verdad es que a estas alturas empieza a sentirse como si éste equipo de Bengals, bajo éste régimen directivo, ya alcanzó su techo y que el techo finalmente no fue tan alto como parecía; es más probable ahora que tengan un retroceso que una progresión hacia niveles que no han podido alcanzar con Marvin Lewis como head coach. Finalmente dicen que la definición de locura es repetir el mismo comportamiento una y otra vez esperando resultados diferentes, y con la paciencia que le han tenido a Lewis los Bengals empiezan a parecer un poco locos.  



  1. Denver Broncos




Sin duda contarán con una defensa que puede cargar con el equipo nuevamente, pero al concluir la temporada 2016 los actuales campeones defensores  podrían verse como los New York Giants del 2012 y los Baltimore Ravens del 2014 en el sentido que ambos fueron equipos que después de ganar el Super Bowl el año anterior, ni siquiera lograron clasificar a los playoffs la temporada siguiente. Viendo las cosas fríamente es claro que el camino para el equipo de John Elway la temporada presentará obstáculos que aún con su defensiva serán difíciles de sortear.
Empecemos considerando que la competencia por la AFC West será muy feroz, y que los Denver Broncos tienen de lejos la peor situación bajo centro de toda la división. Durante su carrera Mark Sanchez ha sido servicial en algunas instancias, pero finalmente es un mariscal de campo sumamente limitado y con techo extremadamente bajo (recuerdan el “Butt Fumble” ?). Las alternativas para los Broncos son el novato proyecto Paxton Lynch - que tiene los atributos físicos pero se ve aún muy crudo y falto de intangibles como para ser titular - y Trevor Simian que entra a su tercer año pero que es aún virtualmente inexperimentado. Los Chargers, Raiders, e inclusive los Chiefs con Alex Smith tienen una ventaja considerable sobre los Broncos cuando se trata de la posición más importante en el campo. Y claro, los Broncos ganaron el Super Bowl 50 montados en su excepcional defensiva y teniendo estadísticamente uno de los peores QBs de la liga en el acabado Peyton Manning, pero no puede menospreciarse que en Manning los Broncos contaban al menos con un figura de liderazgo y experiencia esquemática que ya no tendrán en el 2016.
Podemos apuntar que durante la agencia libre los Broncos también perdieron piezas importantes como Danny Trevathan y Malik Jackson, pero el calendario podría ser el reto principal para este equipo. Los partidos divisionales van ser peleados pues los Chiefs y los Raiders figuran para ser equipos de al menos 9 victorias cada uno, y pensamos que los Chargers y el mejorado arsenal de Philip Rivers van a ser mejores de lo que la mayoría espera. Fuera de la división los Broncos tendrán que lidiar con Panthers, Bengals, y Patriots, pero también tienen un par de juegos delicados visitando a los Saints (con Drew Brees buscando contrato nuevo) y a los Jaguars, y recibiendo en casa a los Colts con Andrew Luck sano y a los Texans que mejoraron su equipo durante la agencia libre.
No tenemos duda que la defensiva de Wade Phillips va a mantener a este equipo alrededor de la marca de .500 o un par de partidos arriba de la misma, pero a menos que la defensiva sea aún más potente que el año pasado - lo cual es difícil de creer pues la defensiva de Denver en el 2015 fue excepcionalmente buena - este equipo pudiera estar contemplado un récord de 9 ganados y 7 perdidos que pudiera significar que se quedan sin boleto para la postemporada.

Por: Jimena Sanchez en colaboración con @jfkcover3 de www.cover3.mx